Uno de los mantras del independentismo en Cataluña es que cuenta con una mayoría social. Los resultados de las elecciones generales del domingo, sin embargo, muestran una tendencia distinta. Cuatro de cada diez votos fueron a parar a las formaciones que nítidamente defienden esa opción (Esquerra Republicana, Junts per Catalunya y el Front Republicà), un resultado que es su máximo histórico en unas generales pero aún muy alejado de la mayoría social. Las formaciones no independentistas, por su parte, acumularon 1.748.129 sufragios, el 43,2% del total.

Leer mas

Deje un comentario