IZQUIERDA EN POSITIVO, una opción de voto a la izquierda “no independentista”, se presenta en Barcelona

Por Víctor Senra. Periodista by Crónica Popular • 14 julio, 2018 •

Se llama IZQUIERDA EN POSITIVO y sus promotores justifican su creación “para dotar a los electores de izquierda y no independentistas de una opción de voto“. Su presentación tuvo lugar en un acto celebrado, el jueves, día 12 de julio, en el Arco del Triunfo de Barcelona y en el que, entre otros, recibió el apoyo expreso de uno de los grandes referentes de la izquierda española, el histórico comunista Francisco Frutos, ex secretario general del PCE, que, en su intervención, lamentó que la izquierda haya hecho hasta aquí el papel de “muleta del secesionismo”.

En el curso del acto, sus portavoces hicieron públicos los 15 puntos programáticos de IZQUIERDA EN POSITIVO, en los que, de entrada, se define como una formación política de “ámbito nacional, nítidamente de izquierdas y no nacionalista, con vocación de trasformación política, económica y social“, cuyo modelo territorial del Estado, en la estela del establecido en la Constitución de la II República española,  supone “una “España integral, irreductible en sus límites,y en el que las diferentes regiones constituidas como comunidades autónomas ejerzan sus competencias con lealtad institucional y donde el Estado garantice la igualdad entre todos los españoles”.

En el ámbito social, IZQUIERDA EN POSITIVO propone un plan choque estatal contra la pobreza y la exclusión social, y garantizar el suministro de “bienes tan básicos como el agua, la electricidad, el gas a todas las personas y familias que se encuentren en esta situación”.

Quike Sanjurjo, Coportavoz y miembro del grupo promotor de IZQUIERDA EN POSITIVO, se refirió a la nueva formación política de izquierda no independentista con palabras claras y resueltas:“Nacemos con el propósito de dar una nueva opción de voto. Una nueva opción para aquellos que, a día de hoy, votan con la nariz tapada. Tapada porque tienen que elegir entre 2 opciones: o votar a una izquierda que coquetea con el independentismo, o votar a una derecha que dice oponerse a él”.

Sanjurjo reiteró que la opción de IZQUIERDA EN POSITIVO“es de izquierdas, y no nacionalista”. Y delimitó más aún estas señas de identidad de la nueva formación política con las siguientes palabras: “Izquierda, porque creemos en la igualdad de derechos de todos los ciudadanos, en el reparto de la riqueza, en la igualdad de oportunidades, en la fiscalidad justa y progresiva y un estado social que provea de educación, sanidad y pensiones para todos. Y no nacionalista,porque creemos que el independentismo no hace más que perjudicar a ese 99% de la sociedad que es la clase trabajadora, y beneficiar al 1% que es la clase privilegiada”.

Según puso de relieve, IZQUIERDA EN POSITIVO nace para promover los cambios“que creemos necesita España”,  entre ellos:

  • Una nueva ley electoral más justa, donde todos los votos valgan lo mismo
  • Una mayor separación de poderes, que mejore la transparencia y la lucha contra la corrupción.
  • Una mejora del poder adquisitivo de los trabajadores y pensionistas.
  • Un mejora de la organización territorial donde el reparto de competencias esté claramente definido y no sea una moneda de cambio de los gobiernos de turno”.

Pero también nace, añadió,“para contrarrestar el relato independentista”. Para él, dicho relato es“un relato cargado de falsedades que dibuja una España antidemocrática y antigua. Un relato que ha tratado de unir el eje ideológico (derecha-izquierda) con el eje nacional (unión – independencia), para así dejar en fuera de juego a quienes, siendo de izquierdas creemos que la independencia sería un grandísimo error”.

Por su parte, Pedro M. Mercado, también Coportavoz de IZQUIERDA EN POSITiVO, subrayó que se trata de “un nuevo proyecto político inédito hasta el momento en nuestro país, que conjuga  la nitidez de su propuesta de izquierdas con la correlativa nitidez de su oposición al nacionalismo”.

En esta línea, Mercado formuló a los presentes en el acto el interrogante siguiente: “¿De verdad, ha hecho falta que pasen 40 años desde la Transición para que una formación política de izquierdas tenga un proyecto integral para España sin someterse por activa o por pasiva a los mitos y falsedades de los nacionalismos periféricos?” Y, a renglón seguido, se respondió a sí mismo, reconociendo que, “tristemente, sí”.

La razón de esto se encuentra, según afirmó, en “que tanto los partidos tradicionales de izquierda “transformadora”, de donde muchos de los promotores de este proyecto político provenimos, como los nuevos partidos de izquierda postmoderna surgidos en los últimos años, han mantenido y mantienen una injustificable posición de complicidad y sometimiento a las tesis y postulados de los movimientos nacionalistas reaccionarios existentes en nuestro país, lo cual es de facto incompatible con los principios históricos de la izquierda tales como la fraternidad, la justicia social o la solidaridad de clase. Esteflirteo histórico con el nacionalismo independentista ha tenido su máximo esplendor en los últimos años con la gravísima situación generada por el “procés” en Cataluña”.

Tal como desarrolló más adelante otro de los promotores de IZQUIERDA EN POSITIVO, Vicente Serrano, presidente de la asociación ALTERNATIVA CIUDADANA PROGRESISTA, el nuevo partido político propone “un sistema de enseñanza basado en el Bilingüismo Aditivo, donde el niño inicia su escolarización, la lectoescritura, en la lengua familiar y gradualmente se incorpora a la otra lengua. Las lenguas al servicio de la convivencia y la comunicación. La escuela ha de ser laica no solo en lo religioso, también en lo identitario”.

Vicente Serrano recordó que, durante el franquismo“desde la izquierda, reclamamos elCatalá a la escola”” y, sin embargo, señaló, “hoy, y desde los mismos planteamientos, decimos el “Castellano a la escuela”.Pero, al mismo tiempo, aclaró con total nitidez su posición: “No queremos reproducir el proceso de inmersión lingüística que el nacionalismo ha impuesto en los últimos treinta y tantos años usando la lengua como herramienta de asimilación identitaria al servicio de la espuria construcción nacional; no queremos llevar el péndulo al otro extremo en un continuo enfrentamiento. Queremos que la realidad y la riqueza lingüística de Cataluña se vea reflejada en su sistema de enseñanza, sin inmersión lingüística: ni en Catalán ni en Castellano”.

Y en relación con la propuesta de reforma de la ley electoral, Vicente Serrano, sin duda alguna uno de los máximos expertos en esta cuestión y autor de la obra El valor real del voto”, editado ya en 2016 por El Viejo Topo, la emblemática editorial de Miguel Riera, fue tan claro como lo fue sobre lo que llamó el bilingüismo aditivo: “Desde IZQUIERDA EN POSITIVO proponemos una reforma total del sistema electoral que asegure “una persona un voto y que ese voto tenga el mismo valor”. Eso solo se puede asegurar con una circunscripción única, proporcional y sin mínimos para el Congreso de los Diputados. Es evidente que hay que asegurar la representación de todos los territorios, por ello nuestra propuesta mantiene distritos territoriales/provincia, donde se presentan las listas. Aparte de profundizar en la transparencia y la democracia interna de los partidos creemos que es necesario desbloquear las listas de manera que el elector pueda reordenarlas”.

Asimismo, se refirió a la reforma que precisa la segunda cámara, el Senado, convertida ineficazmente en una “cámara de segunda lectura”, sin ningún peso real como órgano legislativo, ya que cualquier votación que se celebre en ella tiene que volver, necesariamente, al Congreso de los Diputados, que tiene capacidad para revertir sus acuerdos, y que, en la práctica, se halla muy alejada de su consideración de “cámara de representación territorial”, tal como la define el artículo 69 de la Constitución de 1978. Según puso de relieve Vicente Serrano, IZQUIERDA EN POSITIVO aboga “por la reducción del senado a 150 miembros y un sistema de elección directa y proporcional, con las autonomías como circunscripción electoral y un número de senadores proporcional a su censo electoral”.

En el acto, fue leído el texto de lo que hubiera sido la intervención de otro de los promotores de IZQUIERDA EN POSITIVO, Miguel Candel, profesor emérito de Historia de la Filosofía de la Universidad de Barcelona, que no pudo hacerlo personalmente. En él, el autor de obras como Breve historia de la Filosofía,señala que “lo que hoy intentamos poner en marcha no es sino un modesto intento de reagrupar a personas de izquierda (muchas de las cuales lo son sin saberlo) atrapadas en la pinza de una derecha que sigue a lo suyo, a preservar el desorden social existente, y una izquierda que ha creído que la mejor manera de luchar contra ese desorden es aumentarlo rompiendo la unidad de los que se ven por ese desorden más afectados. Una población que, estando objetivamente interesada en una política de izquierdas, ha acabado, al menos en Cataluña, votando mayoritariamente a quienes, desde la derecha, le han ofrecido más garantías de que al desorden social habitual no se iba a sumar el desorden añadido de un ruptura traumática entre hermanos”.

En su intervención, el ex secretario general del PCE, Francisco Frutos reiteró las duras críticas a una cierta izquierda que semanalmente escribe en su blog y enCrónica Popular. “La izquierda catalana – afirmó– no puede ser los servicios auxiliares vergonzantes del independentismo. Debe encabezar la lucha de los trabajadores y de las clases populares y no enfrentarlas con las españolas. Debe trabajar conjuntamente con todos los obreros”.

Para Frutos, la izquierda española es“patética” ya que“no sabe si viene o va, si hace la ola a Puigdemont, a Torra o al que acaba de llegar” y remarcó que se debe reconstruir la izquierda ya que el modelo histórico “ha fracasado. Si no lo hacemos continuarán mandando los de siempre y haciendo lo que les da la gana”.

A partir de estas consideraciones, expresó su deseo de que surjan en el resto de España otras iniciativas similares a las que representa IZQUIERDA EN POSITIVO, iniciativas “que acaben coordinándose en un solo frente democrático y de izquierdas”.Y, frente a quienes desde una supuesta izquierda apoyan el derecho a la autodeterminación, rechazó tal derecho para Cataluña- “aquí no ha habido nunca colonias, solo explotación y confrontación”,recordó- ya que, en la actualidad solo puedn invocar tal derecho las poblaciones del Sahara y de Palestina.

Finalizada su intervención, Paco Frutos respondió a una pregunta de los periodistas presentes en el acto sobre la decisión del tribunal del Estado alemán de Schleswig Holstein de aceptar la petición de extradición de Puigdemont solamente por el delito de “malversación de caudales públicos”: “Alemania y Europa – afirmó tajante– no están a la altura histórica del momento”.

Dar seguir o me gusta:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://izquierdaenpositivo.es/2018/07/14/izquierda-en-positivo-una-opcion-de-voto-a-la-izquierda-no-independentista-se-presenta-en-barcelona/
Twitter

3 Comments on "IZQUIERDA EN POSITIVO, una opción de voto a la izquierda “no independentista”, se presenta en Barcelona"

  1. Carlos Jiménez Villarejo | 16/08/2018 en 10:14 am | Responder

    La iniciativa de constituir Una Izquierda en Positivo es un gran acierto. Es una necesidad histórica ante la decadencia, cuando no la complicidad y hasta la subordinación de la izquierda, antigua y reciente, ante el independentismo, reaccionario, por insolidario con los trabajadores y pueblos de España. Es una respuesta progresista y avanzada socialmente, que hunde sus raíces en el marxismo. Gracias.

  2. Maria Sebarroja | 16/08/2018 en 5:51 pm | Responder

    Estic d’acord amb tot el que es diu.
    Molts catalans i catalanes us votarem. Endavant!!

  3. Primero de todo enhorabuena por esta nueva propuesta de izquierdas.
    He leído en varias paginas, el hacer frente al independentismo, pero este sentimiento independentista, instaurado en muchas personas (obreras también), seguirá vigente mientras no se haga una ley clara antifranquista en España, mientras nadie defienda de verdad la memoria histórica, mientras que cualquier acto que pueda ser tildado de fascista quede impune, existirá una esperanza independentista porque NADA desde el fin de la dictadura ha criminalizado realmente a los que fueron asesinos del pueblo. El dinero que se destina a la burguesía, monarquía y la existencia de tantos cargos políticos. Tal vez, si se ve una clara intención de cambio profundo en el estado español la gente no tendrá razón de apoyar una independencia. ¡Ánimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.